El vinagre de manzana para la celulitis es considerado como uno de los remedios naturales más tradicionales y conocidos que existen a la hora de tratar, eliminar o reducir la piel de naranja.

No en vano, a lo largo de la historia es cierto que el vinagre de manzana ha pasado a convertirse en uno de los remedios naturales más comunes para una amplia variedad de problemas, desde el tratamiento del dolor de garganta hasta las venas varicosas. Sin embargo, a pesar de su uso común durante siglos, por el momento es cierto que no existe mucha evidencia científica que pueda al final respaldar las afirmaciones existentes acerca de sus supuestos beneficios.

Vinagre de manzana para la celulitis

No obstante, esto no significa que en los últimos años algunos investigadores no hayan examinado más de cerca sus posibles cualidades.

Y, de acuerdo a lo que opinan muchos expertos, parece que tanto la levadura como las bacterias naturalmente presentes en el vinagre de manzana serían los principales componentes que hacen de este producto natural una opción aparentemente tan saludable.

Debido principalmente a sus cualidades probióticas, y a la presencia en su composición de otros componentes aparentemente beneficiosos tanto cuando lo consumimos de forma interna como cuando lo utilizamos tópicamente de forma externa (el uso que nos interesa en esta ocasión).

No te pierdas: Los mejores anticeluliticos

¿Qué es y en qué consiste el vinagre de manzana?

El vinagre de manzana (también conocido habitualmente bajo el nombre de  vinagre de sidra de manzana, consiste fundamentalmente en jugo de manzana natural, al que se le agrega levadura con la finalidad de convertir el azúcar presente naturalmente en el jugo en alcohol, mediante un proceso de fermentación.

Así, las bacterias son capaces de convertir el alcohol en ácido acético, componente responsable de proporcionarle a este líquido su olor fuerte tan característico y su sabor amargo y potente tan peculiar.

Se trata básicamente del resultado de la fermentación del jugo de manzana. De hecho, durante el proceso lo más común es que el azúcar de manzana se fermente como consecuencia de la acción de las levaduras y las bacterias, que luego convierten el jugo en alcohol, y finalmente, en vinagre.

Descubre: Tipos de celulitis y cómo tratarlos

¿Puede ayudar el vinagre de manzana a la hora de tratar la celulitis?

Quienes afirman que el vinagre de manzana puede ser tremendamente útil a la hora de tratar la celulitis, lo hacen señalando su alto contenido en potasio, calcio, magnesio y otros minerales que serían capaces de estimular la circulación, eliminando con ello el exceso de líquidos del organismo (serían útiles, por ejemplo, a la hora de tratar la retención de líquidos, la cual habitualmente suele acompañar a la celulitis).

Además, se habría encontrado que el vinagre de manzana podría ayudar a prevenir la retención de agua  de líquidos tanto alrededor del estómago como de los muslos, áreas del cuerpo donde es muy común que se forme la celulitis.

No obstante, la realidad es que, al menos por el momento, no existen realmente muchos datos ni estudios científicos que puedan respaldar las afirmaciones de que el vinagre de manzana, o el vinagre de sidra de manzana en sí, puedan ayudar a tratar y eliminar la celulitis, independientemente de que este sea utilizado por vía oral o por vía tópica.

Los expertos tienden a ser bastante claros en este sentido: por ahora no existe evidencia médica ni científica que respalden muchos de los beneficios relacionados con el uso del vinagre de manzana, en especial en lo que se refiere a sus supuestas cualidades contra la celulitis.

En este sentido, la mayoría de los estudios que han indagado e investigado acerca de sus beneficios para la salud se han centrado únicamente en sus propiedades para la pérdida de peso y la reducción de los niveles de azúcar en la sangre.

Lee también: Ejercicios para eliminar la celulitis

Cómo usar el vinagre de manzana para la celulitis

En cualquier caso, hay personas que han probado a utilizar el vinagre de manzana en algunas áreas del cuerpo donde se ha formado celulitis e indican que han observado ciertas mejoras en los síntomas, especialmente a la hora de hacerla mucho menos visible. Por tanto, a continuación te explicamos algunos remedios útiles para utilizarla fácilmente. Eso sí, recuerda que un consumo excesivo de vinagre de manzana puede ser muy peligroso para la salud, por lo que en esta ocasión únicamente nos limitaremos a explicarte de qué manera podrías usarlo de manera externa (esto es, por vía tópica únicamente):

Vinagre de manzana y miel

Una opción útil es formar una especie de pasta suave utilizando para ello dos ingredientes de origen natural: el vinagre de manzana y la miel.

La miel, como probablemente sabrás, se convierte en un ingrediente muy común en muchas recetas de belleza, tremendamente valorado por sus cualidades limpiadoras y antimicrobianas, además de hidratar en profundidad la piel, y generar una especie de barrera protectora durante aquellos momentos en que lo aplicamos sobre ella.

Ingredientes: 2 cucharadas de vinagre de manzana, 2 cucharadas de agua y 2 cucharadas de miel.

Elaboración: El proceso a seguir para elaborar este remedio es tan sencillo como simple. Tan solo debes añadir todos los ingredientes, en las cantidades indicadas, en un tazón o cuenco pequeño, y mezclamos ligeramente hasta que todos los ingredientes se hayan combinado y mezclado entre sí. Reservamos.

Aplicación: Tan solo debes exfoliarte la piel con la ayuda de un exfoliante corporal (no olvides que el exfoliante de café, sobre el que de hecho vamos a hablarte en un futuro apartado, se convierte en una opción anticelulítica tremendamente popular), y luego, con la piel seca, frotar esta mezcla sobre las áreas de la piel donde se ha formado la celulitis, aplicando mediante suaves masajes circulares.

Luego, dejamos actuar durante alrededor de 30 minutos. Y, para terminar, enjuagamos con agua tibia y continuamos con la aplicación de un aceite corporal nutritivo, como por ejemplo podría ser el caso del aceite de coco. Por último, puedes repetir este remedio dos veces al día, continuando hasta obtener los resultados / beneficios deseados.

Lee también: Ventosas para eliminar la celulitis ¿Funcionan?

Exfoliante de café y vinagre de manzana

Lo cierto es que el vinagre de manzana, combinado con el café molido, pueden llevarse irremediablemente bien. Y es que el café es considerado como un ingrediente de origen natural de reconocida acción anticelulítica, gracias a su elevado contenido en cafeína, la cual actúa sobre el metabolismo de los lípidos, “quemando” literalmente la grasa. Mientras que el vinagre de manzana ayudaría a mejorar la circulación sanguínea.

Ingredientes: ½ taza de posos de café, 5 cucharadas de vinagre de manzana, 2 cucharadas de azúcar moreno y 3 cucharadas de aceite de coco.

Elaboración: En primer lugar debemos empezar preparando una cafetera. Para ello, añadimos agua, ponemos el café molido en cantidad suficiente (lo que dependerá del tamaño en sí de la cafetera), la colocamos al fuego y esperamos a que el café suba.

Una vez haya subido, retiramos del fuego y dejamos que se enfríe por completo. Finalmente, en un cuenco o tazón pequeño, añadimos todos los ingredientes en las cantidades indicadas.

Eso sí, dado que posiblemente el aceite de coco se encuentre sólido, es conveniente introducirlo unos pocos segundos en el microondas, con la finalidad de derretirlo ligeramente. Ahora sí, combinamos todos los ingredientes y mezclamos bien. Reservamos en un frasco de vidrio.

Aplicación: Después de haberte limpiado bien la piel con la ayuda de un limpiador profundo, simplemente debemos aplicarnos este exfoliante de café y vinagre de manzana sobre las zonas afectadas, incidiendo especialmente sobre aquellas áreas donde se ha formado la celulitis.

Recuerda que no es conveniente ni adecuado apretar demasiado, aplicando suavemente mediante movimientos circulares.

Para terminar, retira con agua tibia y, finalmente, continúa con la aplicación de un humectante, preferiblemente un aceite corporal (como el aceite de coco).

Conoce: Remedios caseros para la celulitis

Envoltura de vinagre de manzana

Se trata posiblemente de otro de los remedios anticelulíticos más comunes. Consiste en llevar a cabo una envoltura de vinagre de manzana, habitualmente con papel film transparente o con algún tipo de envoltura de plástico de las que comúnmente se utilizan en centros de estética y belleza.

El proceso de elaboración es verdaderamente sencillo y simple. Tan solo debemos empezar mezclando a partes iguales vinagre de manzana y agua, combinando bien hasta que ambos ingredientes se hayan mezclado adecuadamente. Luego, frotamos esta mezcla en la zona afectada (esto es, donde se ha formado la celulitis). Y, sin enjuagar, envolvemos la región con la ayuda de una envoltura de plástico.

Una vez hecho esto, aplicamos encima una toalla caliente, y la dejamos actuar durante al menos 60 minutos. Finalmente, retiramos la toalla, el envoltorio de plástico y terminamos enjuagando con la ayuda de agua tibia.

Se recomienda repetir este remedio natural de vinagre de manzana para la celulitis con cierta frecuencia, al menos hasta haber conseguido los resultados deseados.

No te vayas sin leer: Cómo eliminar la celulitis de las nalgas y muslos