Dentro de los distintos tratamientos caseros que podemos seguir en casa, las ventosas para eliminar la celulitis tienden a ser considerados como uno de los más comunes y populares, especialmente en los últimos años.

Y es que en lo que a la celulitis se refiere, lo cierto es que originalmente pocos expertos saben por qué la celulitis afecta a la mujer más que al hombre, aunque se ha encontrado que la mujer suele sufrir más los vaivenes hormonales en comparación con los hombres, al igual que también se sabe que existe cierta predisposición genética.

Ventosas para eliminar la celulitis

¿Qué son las ventosas y para qué sirven?

Conocidas habitualmente bajo el nombre de cupping, las ventosas consisten en un tipo de terapia alternativa que originariamente surgió en China.

El procedimiento es relativamente sencillo, puesto que implica la colocación de una serie de ventosas sobre la piel con la finalidad de crear cierta succión. Esta succión es lo que proporciona los beneficios de esta terapia alternativa, al facilitar la curación mediante un mejor flujo sanguíneo.

No en vano, distintos estudios han encontrado que las ventosas son capaces de aumentar e incluso mejorar la circulación sanguínea en el área donde son colocadas.

Esto significa que la terapia tiende a ser útil para distintas condiciones y fines, como podría ser el caso de aliviar la tensión muscular, pudiendo mejorar el flujo sanguíneo general y promover una mejor reparación celular, a la vez de ayudar a la formación de nuevos tejidos conectivos, creando con ello nuevos vasos sanguíneos en los distintos tejidos donde las ventosas han sido aplicadas.

Gracias a esos beneficios, es habitual que las ventosas sean utilizadas para el tratamiento de una amplia variedad de condiciones y afecciones. Por ejemplo, podría ser particularmente útil y eficaz a la hora de aliviar determinadas condiciones que crean molestias musculares y dolores. Pero, ¿son verdaderamente útiles para la celulitis?

No te pierdas: Los mejores anticeluliticos

¿Cómo funcionan las ventosas para la celulitis?

Como ocurre con cualquier tratamiento y terapia anticelulítica, es norma preguntarse hasta qué punto técnicas similares pueden ser de cierta utilidad a la hora de disminuir y reducir la celulitis. Por lo que podríamos hacernos una pregunta sencilla: ¿cómo ayudaría la aplicación de ventosas a la celulitis?

De acuerdo a los expertos, las ventosias para la celulitis funcionan estimulando la circulación sanguínea, fomentando con ello el proceso de desintoxicación natural del organismo. Podríamos equipararlo a los efectos conseguidos por el cepillo exfoliante, pero a un nivel evidentemente más profundo.

Así, a medida que las ventosas se deslizan sobre el cuerpo, tienden a succionar y aspirar la piel, activando con ello la circulación sanguínea y descomponiendo los distintos depósitos de grasa que, con el tiempo, pueden acabar causando la formación de los incómodos hoyuelos en la piel (piel de naranja).

El objetivo es romper el estancamiento y la acumulación de líquidos que se ha originado en el área afectada, y mover la sangre, aumentando no solo la propia circulación sanguínea, sino también consiguiendo un mejor drenaje linfático. De esta manera, se consiguen resolver problemas que, en ocasiones, se encuentran en las capas profundas de la fascia y los músculos.

Lo cierto es que la succión con ventosas proporciona interesantes beneficios, puesto que llevan glóbulos rojos al área, lo que a menudo puede causar la aparición momentánea de hematomas, debido fundamentalmente a que los glóbulos rojos permanecen en el área para continuar con el proceso de curación, de la misma manera que si se hubiera producido una lesión.

Es decir, los glóbulos rojos permanecen en la zona con la finalidad de sanar la piel. Por tanto, a diferencia de lo que se piensa, no se generan moretones, porque su acción es muchísimo más suave, especialmente si se utilizan ventosas de silicona.

Descubre: Tipos de celulitis y cómo tratarlos

¿Las ventosas verdaderamente son útiles para la celulitis?

Como te hemos mencionado en diferentes momentos, la celulitis tiende a ser el resultado de una mala circulación sanguínea, unido a problemas linfáticos (es decir, la linfa simplemente no se drena tan bien como en realidad debería), a lo que se le unen desequilibrios hormonales y acumulación o retención de líquidos.

Qué son las ventosas

Las ventosas mueven la sangre, aumentando la circulación y reduciendo la acumulación de líquido, por lo que se convierte en una de las terapias alternativas más interesantes para ayudar a disminuir la apariencia de la celulitis.

No en vano, la succión de las ventosas también tiende a “romper” la celulitis, cambiando la textura de la piel, especialmente con el uso y la aplicación repetida.

Es más, debido fundamentalmente a su facilidad de aplicación por su pequeño tamaño, es posible usar las ventosas en áreas muy específicas del cuerpo, especialmente en las zonas donde comúnmente se forma: muslos, glúteos y nalgas, principalmente.

Eso sí, a la hora de conseguir los mejores resultados, los expertos coinciden en señalar que no solo es suficiente con la aplicación regular de las ventosas.

Al contrario, también es imprescindible seguir un tratamiento a base de ejercicio físico regular (tanto aeróbico como anaeróbico), el mantenimiento de una dieta variada pero saludable especialmente rica en proteínas y baja en carbohidratos, y la realización de masajes que pueden ayudar a estimular tanto la circulación como el flujo linfático, a la vez que elimina las toxinas, reafirma y tonifica la piel y suaviza la fascia.

Lee también: Ejercicios para eliminar la celulitis

¿Existen distintos tipos de ventosas para la celulitis?

Lo cierto es que aún cuando puedan parecer demasiado complicadas de usar, las ventosas para la celulitis consisten básicamente en ventosas de silicona moldeadas que tienden a aplicarse directamente sobre la piel.

Podríamos denominarlos como una versión más suave y doméstica o casera de los diseños de vidrio comúnmente utilizados en las terapias más tradicionales de cupping.

De hecho, como te indicaremos en el próximo apartado, por lo general basta con aplicar las ventosas sobre el área donde el área donde se ha formado la celulitis, apretar con suavidad la base con la intención de crear un vacío, y moverla mediante movimientos circulares y amplios durante varios minutos al día.

Lee también: Cómo eliminar la celulitis de las nalgas y muslos

Cómo usar las ventosas para la celulitis

Si prefieres usar las ventosas en casa fácilmente lo cierto es que el procedimiento es sumamente sencillo y simple. A continuación te explicamos los pasos a seguir:

  • Aplicación. Comenzaremos aplicando aceite corporal nutritivo o una crema humectante en el área del cuerpo que desees tratar. Esto ayudará positivamente a la hora de facilitar el movimiento de las ventosas a lo largo del cuerpo, especialmente por las zonas a tratar.
  • Colocación. Ahora procedemos a la colocación de las ventosas en el área del tratamiento. Finalmente apretamos y soltamos, con la finalidad de conseguir que la ventosa succione la piel y se agarre a ella.
  • Deslizamiento. Ahora, simplemente debemos deslizar la ventosa con movimientos circulares, tanto hacia adelante como hacia atrás.
  • Seguimiento. Finalmente, continuamos durante al menos 15 minutos más, repitiendo a ser posible entre dos a tres veces por semana, así hasta llegar a sesiones diarias de 10 minutos.

A la hora de tratar los hematomas iniciales, es conveniente usar algún tipo de crema tópica rica en ingredientes botánicos, los cuales pueden ser útiles para acelerar la curación de los hematomas y las lesiones, mientras que también ayudan a tratar algunos de los problemas de raíz que original la aparición de la celulitis.

Un buen ejemplo lo encontramos en las cremas que contienen cafeína y centella asiática (la cual, dicho sea de paso, también suele ser habitualmente utilizada en el tratamiento y la prevención de las estrías). Pero para que sean efectivas es necesario que presenten una formulación bastante concentrada.

Conoce: Remedios caseros para la celulitis

¿Hay alternativas a las ventosas para eliminar la celulitis?

Si no te gusta mucho el tratamiento a base de ventosas con la finalidad de reducir y eliminar la celulitis al máximo lo cierto es que en los últimos años está ganando en popularidad otro tratamiento útil para masajear la fascia, que consiste en la capa delgada de tejido que cubre todos los músculos, con la ayuda de un rodillo de espuma.

De acuerdo a los expertos, podría ser útil para aumentar la circulación, lo que a su vez podría ayudar a cambiar e incluso a mejorar la celulitis, debido a que las adherencias de la fascia pueden causar dolor, tensión y reducir el flujo de los fluidos alrededor del cuerpo.

Como ocurre con el conocido como cepillado en seco, que además de ayudar a reducir las estrías o la propia celulitis en sí, podría ser sumamente interesante para exfoliar la piel sin irritarla.

No obstante, no hay duda que las ventosas para eliminar la celulitis destaca por ser una opción simple y sencilla de aplicar sobre la piel, que podemos utilizar en todo momento (eso sí, siempre y cuando la piel reaccione adecuadamente y no se produzca ningún tipo de efecto secundario indeseado).

No te vayas sin leer: Vinagre de manzana para la celulitis