Encontrar un tratamiento para la dermatitis atópica que no solo sea útil, sino sobre todo efectivo, no es fácil. Pero te lo queremos facilitar al máximo, y por eso hemos reunido las mejores cremas para la piel atópica en adultos.

La dermatitis atópica no tiene cura, por lo que la clave del tratamiento es aliviar la picazón y la inflamación, proporcionar humedad y prevenir infecciones. Y lo mejor es optar por emolientes que ayuden a prevenir la aparición de los brotes.

Por eso, estos productos pueden tener un impacto muy positivo en la calidad de vida de todos aquellos que sufren de esta condición, y también de sus familias. Pues como opinan muchos expertos, la recomendación más importante es mantener la piel debidamente cuidada e hidratada.

Así que sin más demora comenzamos con el análisis.

Descubre: Las mejores cremas para la piel atópica sin corticoides

Akento Crema Piel Atópica

Comprar en la web Akento.es o en Amazon

Nos encontramos ante una maravillosa crema emoliente desarrollada por Akento, que destaca por ser un producto con grandes cualidades humectantes que proporciona una protección activa de las defensas naturales de la piel.

Ha sido específicamente formulada tanto para el cuidado como para la protección diaria de las pieles atópicas o excesivamente secas, convirtiéndose en su primera línea de defensa.

Ayuda a restaurar la barrera cutánea, de manera que se pueda mantener la humedad óptima sobre la piel, sobre todo a largo plazo, mejorando además la tolerabilidad y consiguiendo un confort diario.

Todo ello gracias a una fórmula exclusiva y natural que incluye glicerina, aceite de jojoba, aceite de granada, extracto de cardo y vitamina E.

Un completo complejo multiactivo desarrollado por la marca que proporciona una protección natural de la piel, útiles a la hora de controlar los síntomas relacionados con la piel atópica, como enrojecimiento, inflamación, irritación, picor, sequedad e infección.

Además, su textura es muy cremosa, lo que ayuda muchísimo a la hora de conseguir esa sensación de confort tan buscada.

A la hora de aplicarla, la marca recomienda hacerlo de forma regular, tantas veces como necesites al día.

Bepanthol SensiControl crema emoliente diaria

Comprobar precio

La marca Bepanthol ha desarrollado otra crema emoliente ideal para utilizarla diariamente, especialmente indicada para conseguir fortalecer la barrera de la piel.

Se trata de una buena opción a la hora de proporcionar hidratación profunda y duradera, ayudar a mantener el cutis sano y adecuadamente protegido.

Por este motivo, está especialmente indicado para quienes tienen la piel con tendencia atópica.

Dispone de una fórmula exclusiva con Derma-Defense, que de acuerdo a la marca, proporciona una nueva dimensión a la protección de la piel con dermatitis.

No en vano, ha sido formulada con un prebiótico capaz de estimular la microflora cutánea de defensa, así como pro-vitamina B5, proporcionando una hidratación esencial.

También incorpora lípidos útiles para potenciar la barrera protectora de la piel desde el interior, además de hidratantes fisiológicos para una protección de larga duración, lo que ofrece la posibilidad de contribuir a los diferentes mecanismos de protección naturales de la barrera cutánea.

Y, con todo ello, mantener una piel muchísimo más sana, saludable y protegida.

La marca aconseja aplicarla diariamente tantas veces como se necesite, incidiendo sobre aquellas zonas más secas y con tendencia a brotes.

Además, es apto para bebés y niños pequeños, gracias a su fórmula respetuosa con las delicadas pieles de los más pequeños de la casa.

Leti AT4 Crema corporal para dermatitis y pieles atópica

Comprobar precio

La marca Leti destaca por contar con un número interesante de cremas desarrolladas para el tratamiento de las molestias y síntomas de las pieles atópicas. Y en esta ocasión nos encontramos con una de sus más populares, Leti AT4.

Se tarta de una crema para el cuerpo con cualidades emolientes, hidratantes y calmantes que actúa activamente a la hora de reparar la barrera de la piel, tan debilitada y deficiente en este tipo de condiciones.

Gracias a su formulación, es útil para mejorar la microflora nativa de la piel, calmar la comezón y proteger la barrera cutánea.

Por este motivo es perfectamente apta para bebés lactantes y niños con piel seca, atópica o sensible, y también para adultos con la piel hiperreactiva y senil.

De hecho, de acuerdo a la marca, es capaz de disminuir la sensación de picor en un 90% después de 28 días de uso diario. Afirma que proporciona también un efecto calmante y el 85% de las personas que lo han probado aseguran que la piel también se siente más confortable.

De hecho, aún cuando surjan brotes, al calmar la piel y disminuir el picor, la necesidad de rascarse o frotarse baja enormemente, de manera que la piel no se daña, con lo que se consigue disminuir el riesgo de infección.

Ha sido testada pediatra y dermatológicamente (lo que significa que es apta para toda la familia), es hipoalergénica y no contiene ningún tipo de parabenos.

La marca aconseja aplicarla de manera uniforme por todo el cuerpo, con la ayuda de un suave masaje hasta su completa absorción. Por otro lado, se debe aplicar dos veces al día, preferiblemente después del baño.

Pieles atópicas de Instituto Español

Comprobar precio

Especialmente pensada para el cuidado de las pieles atópicas, es una opción útil a la hora de regenerar la piel progresivamente gracias a que proporciona una hidratación profunda.

No irrita y además su fórmula es hipoalergénica, lo que significa que el riesgo de que produzca reacciones alérgicas es verdaderamente bajo.

Y no solo eso: también se encuentra cien por cien libre de parabenos.

De hecho, es interesante en el cuidado de la piel con dermatitis atópica, pieles atópicas y secas porque, ademá, ayuda a calmar el picor.

Su fórmula específica ayuda a proteger la piel eficazmente gracias a su triple acción: intensa hidratación, regenera las defensas naturales de la piel, y también brinda una acción anti-sequedad, útil para calmar el picor y aliviar la irritación.

Lo cierto es que esta crema de cuidado integral no es el único producto desarrollado por Instituto Español, especialmente pensado para esta condición. Dentro de su gama Pieles atópicas podemos encontrarnos también una crema de manos y de pies.

Crema Pieles Atópicas de ZOWIX

Comprobar precio

De manos de ZOWIX nos encontramos con otra crema especialmente diseñada para su uso sobre pieles atópicas, con dermatitis, eccemas y psoriasis, además de ser útil para pieles muy sensibles, extrasecas o con problemas de descamación.

Se trata de un producto natural, sin parabenos, que como ingredientes principales destacan la manteca de karité, aceites de aguacate, oliva, jojoba y neem, así como extractos vegetales de caléndula, manzana, áloe vera y avena.

Una crema corporal que también puede ser aplicada por el rostro.

Una de sus principales ventajas es que brinda una barrera excelente contra las agresiones externas, algo que es tremendamente interesante en estas condiciones.

Por tanto, es una opción útil para hidratar profundamente, proteger y mantener el equilibrio de la piel, ayudando a reducir las molestias más comunes tanto de las pieles atópicas como de la dermatitis.

Dispone de una textura rica, no grasa, lo que facilita enormemente su absorción. Además, no contiene cortisona y posee una elevada tolerancia. Tampoco tiene parabenos, siliconas, colorantes artificiales o PEGS.

En definitiva, ayuda a proteger la barrera cutánea, reduce tanto el picor como el enrojecimiento, e hidrata la piel activamente.

Además, gracias a proporcionar una adecuada humectación y aumentar el grado de hidratación natural de la piel, reduce al máximo el uso de corticoides.

¿Cómo tratar la dermatitis atópica?

Tanto en los bebés como en los niños y adultos los tratamientos que se aplican suelen ser prácticamente los mismos. Eso sí, el tratamiento específico dependerá de distintos factores, como los síntomas, la edad y el estado de salud general de la persona afectada, además de la gravedad de la afección. En resumidas cuentas, el objetivo del tratamiento es aliviar la picazón y calmar la inflamación, además de proporcionar la humedad que le falta a la piel y prevenir las infecciones.

En la mayoría de las ocasiones, existen una serie de consejos básicos que pueden ser de mucha a ayuda. A continuación te los resumimos:

  • Es fundamental mantenerse alejado de los alérgenos que pueden influir directamente en la aparición de brotes y otros síntomas relacionados con la dermatitis, al igual que alejarse de los irritantes.
  • El momento del baño es fundamental. Se recomienda usar un gel de baño recomendado para pieles atópicas (o recomendado de forma específica por el médico), y usar siempre un limpiador suave.
  • Especialmente cuando el niño es todavía pequeño, es esencial mantener sus uñas cortas y perfectamente limpias, para evitar que se rasque cuando la piel le pique. Esto es imprescindible, ya que tener las uñas grandes o muy largas podría causar una irritación y, además, el riesgo de que se pueda producir una infección es bastante mayor, sobre todo cuando -además- se encuentran sucias.
  • El uso de una loción humectante es también importantísimo, ya que será de muchísima ayuda a la hora de proporcionar humedad e hidratación a la piel reseca.

También es posible que el médico recete algunos medicamentos, los cuales pueden utilizarse solos o combinados con la finalidad de maximizar sus efectos. A continuación te descubrimos cuáles son los utilizados con más frecuencia en el tratamiento de la dermatitis atópica:

  • Ungüentos o cremas con corticosteroides. Son medicamentos tópicos que se aplican directamente sobre la piel, especialmente en las áreas principalmente afectadas por el eccema. Son útiles a la hora de calmar y tratar tanto la picazón como la inflamación y la hinchazón.
  • Cremas o ungüentos inhibidores de calcineurina. La calcineurina suele estar muy relacionada con la inflamación de la piel. Por este motivo, cuando se prescribe una crema o un ungüento con un inhibidor de calcineurina, es especialmente indicado para aliviar la inflamación, la hinchazón y la picazón. Se aplica habitualmente de forma tópica, ya sea en forma de ungüento o crema, siempre sobre la piel.
  • Antibióticos. Son fármacos especialmente utilizados en caso de infección bacteriana, la cual tiende a ser bastante habitual en los brotes de dermatitis atópica.
  • Antihistamínicos. Son medicamentos que ayudan a reducir los síntomas asociados a las alergias. Especialmente en caso de picazón, sobre todo por la noche, es posible que el niño o el adulto necesite tomar un antihistamínico antes de irse a la cama, para ayudarlo a calmar la picazón y, con ello, mejorar la calidad del sueño.
  • Fototerapia. También conocida como “terapia de la luz”, es una opción útil en la que el médico dirige un tratamiento a base de rayos ultravioleta directamente sobre las áreas afectadas por el eccema.