Las estrías pueden llegar a convertirse en un auténtico quebradero de cabeza: algunas son de color blanco, otras son rojas… ¿En qué se diferencian? Y lo que es más importante ¿Cómo podemos eliminarlas?

Conocer cuáles son sus diferencias es fundamental a la hora de tratarlas, dado que las opciones de tratamiento que existen son distintas en función de la etapa en la que la estría se encuentre.

Y, efectivamente, el hecho de que una estría sea roja o se haya vuelto blanca significa que las posibilidades de eliminarla podrían variar enormemente, y no ser -incluso- tan efectivas.

Empezando por el principio: ¿Qué son las estrías?

En resumidas cuentas, no son más que líneas o rayas largas y estrechas que tienden a desarrollarse en la piel, y que ocurren principalmente como consecuencia de un estiramiento brusco y repentino.

Y lo más común es que aparezcan en determinadas áreas del cuerpo, las más proclives a “sufrir” más ese crecimiento abrupto de volumen: abdomen, caderas, nalgas, muslos y pechos, entre otros.

Descubre además: Estrías: qué son y porqué salen

La realidad es que cualquier persona puede acabar desarrollando este problema, independientemente su género y edad.

Pero ¿por qué algunas son rojas y otras blancas?

Cuando se forman, estas cicatrices suelen tener un color rojizo, aunque esta tonalidad puede variar entre púrpura, violáceo, rosado, azul o incluso negro.

Para entender por qué son de color rojo en un principio, debemos pensar en ellas como pequeñas lesiones en la piel. Al hacerte una lesión, la zona se inflama y se enrojece por la gran cantidad de sangre que acude.

Pero ese enrojecimiento no dura para siempre. A medida que el tiempo pasa, la lesión comienza a sanar y acaban volviéndose blancas. Y cuando adquieren esta tonalidad se vuelven menos notorias.

Es decir, el color de la estría es una señal clara de su antigüedad. Las de color rojo lo más probable es que no tengan ni un año de formación. Este es el mejor momento para tratarlas.

A medida que va pasando el tiempo, y sobre todo cuando no son tratadas debidamente, adquieren una tonalidad violeta, y eventualmente acaban convirtiéndose en estrías de color blanco o plateado.

Lee también: Cómo evitarlas en el embarazo

Principales diferencias entre las estrías rojas y las blancas

Estrías

Las diferencias no solo las encontramos en el tiempo de desarrollo de las estrías, o en los síntomas que surgen cuando aparecen. El tratamiento a aplicar suele ser igualmente diferente, debido principalmente a que las rojas son más fáciles de tratar y de eliminar.

Una vez que las cicatrices presentan una tonalidad blanca sugiere que los vasos sanguíneos debajo de la piel han terminado por estrecharse, y esto hace que el tratamiento sea menos efectivo.

En este sentido, aún cuando algunas rayas podrían acabar desapareciendo por completo con el paso del tiempo, en la mayoría de las ocasiones no todas lo harán. Por lo que es necesario actuar rápidamente desde el primer momento en que notamos su presencia.

No te pierdas: Cómo eliminar las estrias

Cómo eliminar las estrías rojas

Aunque existe una amplia variedad de tratamientos que podrían ser de cierta ayuda, no siempre pueden ser efectivos en todos los casos. Pero siempre es útil intentar minimizar su apariencia.

Cremas Antiestrías

Las mejores opciones son capaces de hidratar, acelerar la renovación celular, estimular la formación de colágeno, aumentar la elasticidad y minimizar el color de la cicatriz. Pero, ¿Cuál elegir?

Muy fácil, solo tienes que seguir nuestras recomendaciones de nuestro artículo Las mejores cremas para las estrías.

Está claro que estos cosméticos específicos son la opción más barata y conveniente de deshacerte de este problema de una vez por todas.

Microdermoabrasión

Es un procedimiento indoloro que ayuda a exfoliar y a eliminar la capa superior de la piel. Esto reduce la pigmentación rojiza a la vez que ayuda a impulsar la producción de nuevo colágeno y elastina, consiguiéndose con ello que la piel se vuelva más rejuvenecida.

Antes de ver resultados es posible que sean necesarias varias sesiones. Aún así, es probable que no desaparezcan todas las estrías, o que lo hagan levemente. En la mayoría de las ocasiones, estos resultados finales dependerán tanto de la edad como de la gravedad de las estrías.

Descubre: Dermaroller: ¿puede eliminar las estrías?

Microneedling

Consiste en la utilización de agujas diminutas las cuales actúan perforando la piel. Esto rompe las fibras más duras y fibrosas que forman el tejido cicatricial.

Nuestro cuerpo reconoce las lesiones de las microagujas, comenzando con ello una respuesta curativa, lo que da lugar a la aparición de fibras nuevas, mucho más fuertes y elásticas, que reemplazan el tejido cicatricial.

En resumidas cuentas, aumenta la producción de colágeno, un elemento indispensable en la prevención de la formación de estrías. También son necesarias distintas sesiones para ver resultados reales.

Láser

laser estrias pecho

El láser activa la regeneración natural de la piel, optimizando el proceso.

Es muy probable que sean necesarias hasta 20 sesiones, aplicadas durante varias semanas, lo que mostraría una mejora de entre un 20 a un 60%, aunque esto dependerá de cada persona, del estado de su piel y de la profundidad y extensión de las cicatrices.

No te vayas sin haber leído: ¿Se pueden eliminar las estrías con láser?

¿Y las estrías blancas?

Estas son más difíciles y complicadas de eliminar, y es posible que los resultados obtenidos no sean tan evidentes o drásticos. A pesar de ello, todavía existen tratamientos que pueden ser de cierta ayuda cuando no hemos llegado a tiempo de tratar las estrías en su etapa más temprana.

Tratamientos tópicos

Como decíamos antes, las cremas antiestrías pueden llegar a ser útiles cuando se aplican de forma regular a lo largo del tiempo. Y, si bien es cierto que no eliminan las cicatrices blancas por completo, pueden actuar aclarando su tonalidad.

Lee también: Embarazo: ¿cuál es la mejor crema antiestrías?

Exfoliaciones

Mientras que con las más recientes puede no ser una opción de tratamiento tan útil, cuando las cicatrices son blancas la exfoliación regular sí puede ser adecuado.

Al menos se caracteriza por ser una forma simple, económica y sencilla de tratarlas, dado que ayuda a eliminar el exceso de piel muerta, dando lugar a la aparición de piel nueva.

No obstante, es mucho más efectiva cuando se combina con otros métodos de tratamiento.

No te vayas sin leer: Los mejores aceites para tratar las estrías

Microneedling

microneedling estrias

La realidad es que el microneedling también puede ayudar a disimular al máximo la presencia de las rayas blancas.

Las agujas diminutas se dirigen a la dermis, la capa media de la piel donde habitualmente se forman las cicatrices, lo que desencadena la producción de colágeno. Gracias a ello se promueve la regeneración que puede mejorar la apariencia de la piel en general.

Te interesará: Rosa Mosqueta para las estrias ¿Funciona?

Láser

Es considerado como una de las opciones más habituales o comunes para eliminar este tipo de cicatrices más antiguas.

El láser penetra en la piel, desencadenando su regeneración natural, lo que estimula los diferentes tejidos situados alrededor de las rayas, para conseguir que sanen a un ritmo mucho más rápido.

A su vez, se consigue estimular la producción de melanina, activando con ello las diferentes células pigmentarias de la piel, con lo que las estrías tienden a mezclarse con el tono de la tez normal.

Cirugía estética

Cuando los tratamientos anteriores no han sido efectivos o no han conseguido los resultados esperados, la cirugía estética puede ser una opción.

Se trata de un procedimiento bastante más costoso, aunque tiende a ser más efectivo, puesto que puede eliminar las rayas blancas de forma permanente. Eso sí, es imprescindible tener otro aspecto en cuenta: la propia cirugía puede acabar dejando cicatrices.

Descubre también: Estrías en la espalda: cómo se forman y tratamiento

¿Se pueden prevenir?

De hecho, originalmente el mejor tratamiento para las rayas consiste en la prevención. Aunque esto no significa necesariamente que puedan evitarse, sí es cierto que podrían no volverse tan pronunciadas cuando se forman.

Estas pautas básicas pueden ayudar a la hora de evitar la formación de estrías rojas. Toma nota.

  • Control del peso. Evitar ganar o perder peso bruscamente minimiza el estiramiento de la piel.
  • Hidratación. Aún cuando la piel se estire mucho, una hidratación correcta -por dentro y por fuera- redundará en la presencia de colágeno y elastina en cantidades adecuadas.
  • Dieta saludable. Que aporte los nutrientes necesarios para mantener la piel elástica y sana.
  • Vitamina D. Hay cierta correlación entre niveles bajos de vitamina D y una mayor incidencia de estrías.

Lee también: Estrías en el pecho: cómo acabar con ellas

Ahora ya conoces las diferencias entre las estrías blancas y rojas, y cómo eliminarlas de la forma más eficaz. Así que ya no tienes excusa ¡Ponlas en práctica y verás los buenos resultados!