El aceite de CBD es una de las mayores tendencias en el campo de la medicina alternativa, y esto es porque es increíblemente efectivo.

Pero, ¿cómo tomar aceite de CBD y cuál es la dosis correcta? Realmente no hay ninguna. La dosis óptima se determina en base a diferentes factores.

Estos incluyen el tipo de cuerpo, la tolerancia al CBD, el nivel de incomodidad que el individuo está experimentando, y otras cosas indirectas incluyendo el tipo de producto CBD en sí.

Sin embargo, esto no significa que sea imposible determinar la dosis ideal. Sólo significa que no hay una regla inamovible que funcione para todo el mundo.

Para ayudarte a encontrar la dosis adecuada tenemos una guía que analiza todas las consideraciones clave en relación con la dosis y la ingesta de aceite de CBD.

Así que, si eres nuevo en el concepto de tomar CBD, esta guía es para ti. Repasaremos todo lo que necesitas saber antes de empezar, y te ayudará a determinar tu dosis, los resultados y, en última instancia, cuán satisfecho estarás con tu producto CBD.

¿Cuánto CBD debo tomar?

Probablemente te estés preguntando qué cantidad de CBD es lo que necesita tu cuerpo en este momento.

Como mencionamos antes, la dosis de CBD depende de varios factores, algunos de los cuales dependen de tu propio cuerpo y salud, mientras que otros son sólo factores generales como el tipo de producto, por ejemplo.

En muchos casos, el envase del producto también contendrá una guía sobre cómo determinar la dosis. Sin embargo, también se sugiere consultar a un médico y tener en cuenta los demás factores.

Factores que afectan a los requerimientos de CBD que necesitas

cuanto cbd tomar

A continuación encontrarás una lista de los factores más importantes que debes tener en cuenta al determinar tu dosis de CBD.

La genética

Tu propia genética afecta la cantidad de CBD que necesitas tomar. Esto se debe a que se ha descubierto que algunos individuos tienen mutaciones en el gen CNR1.

Este gen es responsable de codificar el detector CB1, un tipo de receptor que interactúa con los cannabinoides.

Razonablemente, los problemas con el gen CNR1 pueden resultar en que tengas un sistema endocannabinoide que no funciona bien.

Por lo tanto, esta es una variable importante a considerar si estás pensando en el uso de productos de aceite de CBD.

Además, si tu genética implica que tu cuerpo sufre de estrés crónico, seguramente necesitarás un aceite de CBD más concentrado en comparación con las personas que no sufren de esa condición.

El peso

El peso corporal también influye en cómo el CBD afecta al cuerpo, y en qué instancia lo hace.

Generalmente, las personas que pesan más necesitan dosis más altas para experimentar los efectos deseados. Y las personas que pesan menos, por ejemplo, necesitan dosis menores de CBD para experimentar el mismo efecto.

La regla general que se aplica con respecto al peso es que una persona necesita de 1 a 6 mg de CBD por cada 5 kilos de masa corporal, teniendo en cuenta los demás factores.

Sin embargo, otros factores como la edad y los que mencionamos en esta lista también juegan un importante papel.

La condición que se quiere tratar

Con más de 65 objetivos diferentes en todo el cuerpo, el CBD tiene una larga lista de propiedades terapéuticas beneficiosas.

Concentrarse en una o dos de esas propiedades al tomar productos de CBD es algo bueno también.

Como aprenderás a continuación, verás que puedes usar el CBD para numerosas afecciones. Las diferentes afecciones y su gravedad pueden afectar la cantidad de CBD que tu cuerpo requiere.

También es muy importante recordar que debes consultar a tu médico antes de tomar CBD si tienes una afección médica subyacente, ya que puede afectar a tu cuerpo de manera diferente en los casos de algunas enfermedades.

Concentración de CBD del producto

Diferentes productos de CBD pueden tener diferentes concentraciones, es decir, tienen diferentes cantidades de CBD en ellos. Especialmente cuando se consideran las diferentes porciones que tienen.

Por ejemplo, las cápsulas de CBD pueden tener 5 mg de CBD por unidad, pero otras pueden tener 10 mg por ejemplo.

Sin embargo, también puede suceder que el aceite de CBD no tenga la cantidad exacta de CBD en una gota.

Muchas veces el frasco especificará cuánta CBD hay en un frasco entero. Por lo tanto, la dosis de CBD que toma una persona también se calculará en base a esto.

Método de ingestión

Los productos con CDB vienen en diferentes formas: comestibles, cápsulas, cremas tópicas, aceites y demás.

Es importante saber que el CBD interactúa con nuestro cuerpo gracias a los receptores de nuestro sistema endocannabinoide, y las diferentes formas funcionan de manera diferente con estos receptores.

A menudo, la forma más eficaz para el tratamiento general son los aceites y tinturas, ya que muchos de los receptores se encuentran debajo de la lengua.

Sin embargo, dependiendo de las necesidades individuales, los diferentes métodos de ingesta pueden tener un efecto diferente en el cuerpo.

La dosis de CBD que necesitas para las diferentes condiciones

aceite cannabidiol

Anteriormente mencionamos que las diferentes afecciones para las que se utilizan los productos de CBD pueden influir en la cantidad de CBD que necesita tu cuerpo.

Sin embargo, los productos con CBD tienen una larga lista de efectos y beneficios para diferentes condiciones. Por eso, encontrar la dosis óptima para cada una de esas condiciones puede llevar mucho tiempo.

En la siguiente sección, hablaremos sobre las diferentes afecciones, enfermedades y molestias y cómo los productos con CBD pueden ser útiles en todas ellas. Además, repasaremos la dosis ideal para cada condición.

Dolor crónico

El dolor crónico es una de las razones más comunes por las que la gente usa productos con CBD.

Según investigaciones recientes, el CBD puede ser realmente efectivo en términos de manejo del dolor, y como tal los analgésicos cannabinoides han sido generalmente bien tolerados en ensayos clínicos con perfiles aceptables de efectos secundarios.

Dosis diarias de CBD de 2.5-20 mg tomadas oralmente con o sin THC han probado ser efectivas en el alivio de los síntomas del dolor crónico.

Epilepsia

Un gran número de pacientes epilépticos han demostrado tener excelentes resultados al ser tratados con aceite de CBD.

Los productos con CBD también han demostrado ayudar a minimizar los ataques convulsivos o al menos ofrecer una mejora parcial de la condición clínica.

Para los pacientes epilépticos, la dosis recomendada de aceite de CBD es de 200-300 mg, por vía oral.

Pérdida de apetito

La pérdida de apetito es común entre los pacientes de cáncer, y un estudio en la revista Annals of Oncology demostró que un tratamiento cannabinoide efectivo para la estimulación del apetito consiste en una dosis diaria de 2,5 mg de THC tomado por vía oral con un 1 mg opcional de CBD durante 6 semanas.

Ansiedad

La ansiedad y otros problemas de salud mental son también una razón popular por la que las personas tienden a optar por el CBD.

Esta molécula funciona aumentando los niveles de serotonina en el cuerpo, lo cual, si es demasiado bajo, también es una posible razón para la depresión.

La dosis ideal para el tratamiento de la ansiedad es de unos 300-400 mg tomados diariamente, a través de la ingesta oral.

Inflamación

El CDB es reconocido como un remedio antiinflamatorio, pues modula la función del sistema inmunológico, razón por la cual muchas personas lo utilizan para tratar la inflamación.

Las investigaciones indican que, en general, los efectos de esta modulación parecen ser bastante positivos.

La dosis adecuada para el tratamiento de la inflamación depende de la zona con molestias y, a menudo, se sugiere el uso de los tratamientos tópicos con CBD para obtener efectos transdérmicos.

Cáncer

Los pacientes de cáncer pueden beneficiarse mucho del uso de los productos con CBD, ya que el CBD tiene el poder de estimular el sistema inmunológico y aliviar los diferentes síntomas y molestias que los pacientes de cáncer están experimentando.

Aunque no necesariamente trata el cáncer, sí ayuda con los síntomas y los efectos secundarios del tratamiento del cáncer.

Hay pruebas concretas que apoyan la idea de que los cannabinoides pueden reducir el crecimiento de tumores en modelos animales de cáncer.

El CBD también puede mejorar la absorción o aumentar la potencia. De lo contrario, puede ayudar a los pacientes con cáncer a enfrentar los efectos secundarios del tratamiento, como las náuseas, el dolor y los problemas de sueño inducidos por la quimioterapia.

La dosis de CBD para el tratamiento de los síntomas relacionados con el cáncer puede variar mucho, a menudo es de 0,5 mg de THC (por vía oral), con o sin 1 mg de CBD durante seis semanas, pero sugerimos consultar a un médico antes de tomarlo.

Pérdida de sueño o insomnio

sueño

A menudo asociado con la depresión y la ansiedad, el insomnio es un tema problemático para muchas personas. Por eso, el CBD se utiliza como un tratamiento realmente eficaz para numerosos trastornos del sueño.

La dosis propuesta para estas afecciones podría variar entre 40 y 160 mg, tomados por vía oral.

Diabetes

Los beneficios del CBD para el tratamiento de las condiciones de salud relacionadas con la diabetes varían en torno a la reducción de la inflamación y la mejora del control de la glucosa en sangre.

Además, las investigaciones muestran que los efectos antiinflamatorios que tiene el CBD pueden tener un impacto positivo en el desarrollo de la resistencia a la insulina y, por lo tanto, la diabetes de tipo 2.

La dosis propuesta varía entre los pacientes de diabetes, sin embargo, se recomienda que se tome como un comestible, cápsula o aceite.

Artritis reumatoide

Los estudios muestran que el uso de la medicina basada en el cannabis para tratar la artritis reumatoide puede ser realmente importante para el desarrollo del tratamiento de la enfermedad.

Se llegó a la conclusión de que los medicamentos basados en el cannabis pueden reducir significativamente la inflamación y mejorar el tratamiento del dolor de los pacientes. Además, ayudan a mejorar el sueño y los demás efectos secundarios de esta condición.

La mejor manera de tratar la artritis reumatoide es a través del uso transdérmico, y la aplicación de una crema o loción de CBD de 3 a 6 veces al día ha demostrado ser eficaz.

Parkinson

Los estudios de observación informaron de un rápido alivio de los síntomas del Parkinson. Entre ellos se encuentran la bradiquinesia y los temblores.

Muchos pacientes de Parkinson que utilizan productos de CBD también informan de mejoras en su estado de ánimo y con problemas de sueño.

El método de ingesta propuesto para los pacientes de Parkinson es a través de cápsulas o por vaping, y la dosis varía entre 50-150 mg sobre una base diaria.

Migrañas

Las migrañas suelen causar molestias debido a los dolores de cabeza paralizantes que produce. Sin embargo, los productos de CBD han demostrado ser bastante exitosos en el alivio del dolor.

Específicamente, los estudios muestran que el uso de productos con CBD puede aliviar el dolor de un ataque de migraña hasta en un 40%.

La dosis propuesta para el CBD en personas que sufren de migrañas es de alrededor de 200 mg diarios tomados por vía oral, pero esto puede variar según los factores individuales de cada persona.

Esquizofrenia

La esquizofrenia puede ser tratada con CBD, y los estudios muestran que es una forma segura de aliviar las molestias de condiciones tan serias como la esquizofrenia.

La dosis diaria para tratar la esquizofrenia puede variar entre 40 y 1280 mg tomados por vía oral.

Dolor menstrual

Las mujeres de todo el mundo alivian las molestias de la menstruación y los calambres menstruales mediante el uso de productos con CBD.

El método de ingesta propuesto es a través de un supositorio vaginal, tan a menudo como sea necesario.

Osteoporosis

dolor cronico

Los estudios han demostrado que los productos con CBD tienen importantes beneficios en los tratamientos de la osteoporosis.

Específicamente, el CBD funciona mejor mitigando el inicio, la progresión y el daño causado por la pérdida de hueso y la osteoporosis, y funciona muy bien gracias al «efecto séquito».

La dosis sugerida de CBD es de entre 10mg y 100mg diarios.

Depresión

La depresión es un trastorno común que puede tener un efecto devastador en la vida social, la motivación y la salud general de una persona.

Estudios recientes han demostrado que el CBD puede ayudar con la depresión. Un estudio de 2014 explica cómo se puede usar el CBD para tratar la depresión.

Afirman que tiene un efecto positivo al interactuar con los receptores de serotonina del cerebro. La serotonina también es conocida como la hormona de la felicidad y afecta directamente a nuestra felicidad y bienestar.

Los mejores resultados se observaron al usarla por vía oral y con regularidad. No hay riesgo de desarrollar una adicción a ella.

Los individuos que sufren de depresión deben comenzar con una dosis diaria de 5 a 10mg y aumentarla hasta que logren los resultados deseados.

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Hay algunas investigaciones sobre el CBD como tratamiento para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, y aunque, y como tal, alivia los síntomas del TDAH y las condiciones relacionadas con la depresión.

La dosis recomendada para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad puede variar, y tiene efectos positivos cuando se toma hasta 10-12 mg al día por ingestión o por inhalación.

Fibromialgia

En los casos de Fibromialgia, el CBD puede ser realmente beneficioso porque activa los receptores de serotonina.

Al hacer esto, juega un papel importante en la percepción del dolor, ayuda a mantener una temperatura corporal adecuada y reduce la inflamación en general.

Diariamente, los pacientes con fibromialgia pueden tomar una dosis de 10 a 100 mg, por vía oral.

Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria intestinal muy desagradable. Afecta más comúnmente al intestino delgado, pero puede afectar a cualquier parte del tracto gastrointestinal.

Los síntomas incluyen: diarrea con sangre, fiebre, sangrado rectal y dolor abdominal.

Ya que el CBD tiene características antiinflamatorias, puede ayudar a aliviar algunos de estos síntomas y dolores.

Estudios recientes han demostrado que las personas que sufren de la enfermedad de Crohn y usan el CBD como tratamiento han mostrado una mejora y una reducción de los síntomas.

Se recomienda utilizar una dosis diaria de 10mg a 100mg. Además, los mejores resultados se han mostrado en aquellos pacientes que aplicaron el CBD por vía rectal.

Accidente cerebrovascular

El flujo sanguíneo limitado o interrumpido en el cerebro conduce a una apoplejía. Esto lleva a una privación de oxígeno y nutrientes que lleva a la muerte de las células cerebrales.

El uso del CBD puede ayudar de muchas maneras. Evita la liberación de citoquinas pro-inflamatorias. Cada vez que se liberan, el cerebro sufre más traumas y daños.

Además, las características neuroprotectoras y antiinflamatorias del CBD ayudan a prevenir los ataques autoinmunes del tejido cerebral.

La dosis diaria suficiente para un paciente que se recupera de un derrame cerebral es de 0,25 mg a 0,5 mg de CBD por cada kilogramo de peso corporal, tomada de una a dos veces al día.

Las mejores formas de tomar aceite de CBD

variedades cbd

Hay varias formas diferentes de tomar aceite de CBD, y a veces la necesidad de cada una de las formas depende del tipo de malestar o síntomas que sientas, o incluso de la conveniencia de cada opción.

Como ya hemos visto en este artículo, puedes tomar los productos de aceite de CBD comiéndolos, poniéndolos bajo la lengua, aplicándolos sobre la piel, fumándolos o inhalándolos, etc.

En general, no hay una forma que sea mejor que las otras. Sin embargo, la elección entre las diferentes opciones es más fácil cuando se tiene en cuenta la condición y las preferencias personales.

¿Cómo usar el aceite de CBD?

Determinar la dosis adecuada puede llevar algo de tiempo, pero una vez que encuentres la dosis correcta para ti, estarás listo para cosechar todos sus beneficios.

Siempre se sugiere comenzar con la dosis más baja posible y aumentarla gradualmente a medida que pasa el tiempo.

Esto evita que desarrolles «tolerancia» al CBD, y te ayudará a maximizar los beneficios.

En la mayoría de los casos, al usar una tintura o un aceite de CBD no debes esperar una sensación o un alivio inmediato, ya que lleva tiempo que los efectos se manifiesten.

Sin embargo, estate preparado para que los efectos del aceite duren 3 o 4 horas.

Tomar las tinturas por vía sublingual también requiere que mantengas la dosis bajo la lengua durante unos 60 segundos. Después, puedes tragarlo.

En general, la mejor forma de usar el aceite de CBD es seguir las instrucciones del envase. Los diferentes tipos y marcas de aceites de CBD tienen diferentes instrucciones.

Cómo cambia la biodisponibilidad y la forma de consumo la dosis de aceite de CBD

biodisponibilidad

La biodisponibilidad es un concepto muy importante que influye en la dosis de aceite de CBD.

En los párrafos siguientes vamos a hablar de cómo afecta esto a tu dosis, y cuáles son los efectos de las diferentes formas de ingesta.

Biodisponibilidad

La biodisponibilidad es la velocidad a la que las sustancias se absorben en el torrente sanguíneo.

La biodisponibilidad puede variar para los diferentes productos con CBD, y aquí están las tasas de biodisponibilidad más importantes que debes conocer:

  • Cápsulas orales y gominolas – 5%
  • Aceites y tinturas – 20%
  • Productos de vaporización e inhalación – 30-40%

Estos son realmente importantes, ya que cambian la forma en que el aceite de CBD es absorbido por el cuerpo.

Seleccionar el producto óptimo de CBD para tus circunstancias personales

Los productos de inhalación no son la mejor forma de consumir CBD para aquellos que buscan un método socialmente aceptable.

Las opciones más discretas son las cápsulas o los comestibles. Además, debes saber que los comestibles y las cápsulas son perfectos para saber exactamente cuál es tu consumo diario de CBD.

Sin embargo, sólo el 5% del CBD consumido entra en el torrente sanguíneo, por lo que si necesitas un producto de CBD más fuerte y potente, probablemente no sea la mejor opción.

Tienes diferentes opciones para elegir: comestibles en todas sus formas, productos que se inhalan y productos tópicos. Y cualquiera que elijas, te sugerimos que sean productos orgánicos de marcas de renombre.

De esta manera, te evitas el consumo de sustancias químicas nocivas en el cuerpo, y te aseguras de maximizar los efectos positivos del CBD.

Tinturas de CBD: Aproximación de la dosis

El uso de las tinturas de CBD es muy simple y conveniente. Se consume por vía oral a través de gotas.

Hay algunas formas y métodos que pueden aumentar la velocidad del efecto cuando se usan las tinturas, como mantenerlo en áreas ricas en capilares como debajo de la lengua o a lo largo de la mejilla durante unos minutos antes de tragarlo.

Haciendo esto, el CBD entra en tu sistema más rápido.

Cuando se trata de aproximar la dosis, puede ser un poco difícil, pero en realidad es matemática simple.

Lo único que necesitas averiguar es cuántos miligramos de CBD hay en una gota y esto te dirá cuántas gotas necesitas para alcanzar la dosis deseada.

¿Se puede tomar demasiado CBD?

Esta es una pregunta muy común para aquellas personas que no tienen mucho conocimiento cuando se trata de CBD.

El CBD no es tóxico. Produce muy pocos efectos secundarios, y si se producen, normalmente no son amenazantes.

De acuerdo con estudios recientes del Instituto Nacional del Cáncer, declararon que la sobredosis de CBD es imposible. Lo mismo puede decirse de la marihuana y el THC.

La explicación de esto es que debido a que los receptores de los cannabinoides no están ubicados en las áreas del tronco cerebral que controlan la respiración, a diferencia de los receptores de los opiáceos, no es posible que ocurran sobredosis letales de los cannabinoides y el cannabis.

Cabe mencionar también que en el informe se indica que los cannabinoides son también mucho menos adictivos que otras drogas y que muchos medicamentos.