Eliminar la celulitis de las nalgas y los muslos puede acabar convirtiéndose en un auténtico quebradero de cabeza para muchas mujeres.  No en vano, se calcula que entre un 80 a un 90 por ciento de las mujeres presentan hoyuelos en la piel, que es uno de los síntomas más característicos y evidentes de la celulitis, especialmente en áreas como las piernas, nalgas, muslos, caderas y abdomen.

Pero, ¿qué es y en qué consiste? Básicamente se trata de un agrupamiento de células grasas en expansión, las cuales tienden a agruparse debajo de la piel, así como una serie de bandas fibrosas que corren de manera perpendicular a la epidermis (la superficie de la piel). Con el tiempo, aparece una textura irregular característica, conocida popularmente bajo el nombre de “piel de naranja”.

Cómo eliminar la celulitis

Sus causas pueden llegar a ser muy diversas, aunque es cierto que suelen ser causas que comúnmente afectan más a las mujeres, motivo por el cual suele convertirse en un problema estético más habitual en el sexo femenino.

Es el caso, por ejemplo, de la genética, los cambios hormonales, o el aumento o la pérdida de peso. Aunque también se han encontrado otras causas relacionadas, como el seguimiento de una alimentación inadecuada, el sedentarismo o el tabaquismo.

El problema de la celulitis se acrecienta sobre todo a medida que se va envejeciendo, debido principalmente a que la piel se vuelve menos flexible y más fina, de forma que es mucho más posible que la celulitis acabe siempre aparecido tarde o temprano, incluso en aquellas mujeres que además de seguir un estilo de vida más activo también mantienen una dieta saludable.

No te pierdas: Los mejores anticeluliticos

Tratamientos útiles para la celulitis de las nalgas y los muslos

Lo cierto es que aunque ningún tratamiento es eficaz a la hora de eliminar la celulitis de forma completa (de hecho, ninguno de ellos se caracteriza por ser soluciones permanentes), sí pueden ser de cierta utilidad, sobre todo, a la hora de tratar la apariencia de las estrías, especialmente en aquellas áreas donde más comúnmente aparece y donde suele ser más sencillo su tratamiento, como por ejemplo es el caso del área de los muslos y de las nalgas.

A continuación te descubrimos cuáles tienden a ser las opciones más comunes.

Cremas anticelulíticas

Ya sea en forma de gel o crema se convierte posiblemente en una de las opciones más populares, debido fundamentalmente a que pueden adquirirse fácilmente en una amplia diversidad de tiendas, y por su facilidad de uso, de tal manera que tan solo se requiere aplicarla día y noche en el área a tratar, durante un período de tiempo determinado.

Respecto a la formulación de este tipo de cremas, es cierto que todo dependerá del fabricante. Pero sí existen dos ingredientes que pueden ser de ayuda, debido a su reconocida eficacia anticelulítica.

Por un lado podemos mencionar la presencia de la cafeína, un componente activo capaz de ayudar a deshidratar las células grasas. Por el otro, el retinol, un derivado de la vitamina A comúnmente usado en la exfoliación de la piel, y que en esta ocasión en concreto es utilizado por su capacidad para engrosar la piel, lo que ayudará positivamente a la hora de conseguir que la celulitis acabe volviéndose menos visible.

Si optas por un producto con retinol, lo mejor es optar por un producto que contenga 0.3% de retinol. Eso sí, a la hora de conseguir los resultados deseados es recomendable usarlo durante al menos 6 meses, período de tiempo durante el cual la capa externa de la piel se engrosa, y se consigue precisamente cubrir las áreas donde se ha formado la celulitis.

También existen otros ingredientes activos que podrían ser útiles, como la L-Carnitina o determinados compuestos botánicos, como por ejemplo podría ser el caso de la centella asiática (comúnmente utilizada, dicho sea de paso, para la prevención y el tratamiento de las estrías).

Si buscas un gel efectivo muy valorado por muchos clientes, Akento Cosmetics ha desarrollado un gel anticelulítico que ha demostrado ser realmente eficaz, al contener una fórmula innovadora rica en ingredientes activos con reconocida acción contra la celulitis.

Descubre: Tipos de celulitis y cómo tratarlos

Microdermoabrasión

Es cierto que es considerado como un tratamiento utilizado comúnmente a la hora de exfoliar la piel y eliminar las células muertas, pero la realidad es que también podría proporcionar beneficios anticelulíticos útiles.

No en vano, llevado a cabo por un dermatólogo, es utilizado principalmente para igualar el tono de la piel. Cuando se realiza de forma completa y correcta, es capaz de ayudar a ocular la celulitis, gracias a que la tonalidad natural de la piel se iguala.

Tratamientos con láser

Se considera una técnica mínimamente invasiva, en la que se utilizan dispositivos de luz o de láser que actúan tensando la piel activamente. Durante el procedimiento, el médico adormece la piel con la finalidad de reducir al máximo las molestias que puedan surgir durante el procedimiento.

Luego, inserta este dispositivo debajo de ella, trabajando intensa pero suavemente con la finalidad de desconectar las fibras tensas que originan la apariencia de los hoyuelos, a la vez que es capaz de derretir la grasa acumulada en forma de nódulos.

Tratamientos para la celulitis

Envoltura corporal

Una envoltura corporal puede convertirse en una opción útil a la hora de tratar la celulitis, constituyéndose incluso como un tratamiento no invasivo. Aunque es cierto que no es cien por cien eficaz, sí es interesante por su precio más económico.

Es capaz de tensar y suavizar la piel durante un tiempo, aunque es evidente que no se caracteriza por ser una opción muy duradera que digamos. Al contrario, ese resultado tensor solo dura alrededor de uno a dos días, como mucho.

Lee también: Ejercicios para eliminar la celulitis

Terapia de ondas acústicas

Al igual que los tratamientos con láser o luz, la terapia de ondas acústicas es una técnica no invasiva, en la que se utiliza la energía procedente de las ondas de choque con la finalidad de mejorar la circulación sanguínea, y con ello la elasticidad natural de la piel, tensándola activamente.

Lipomasaje

El lipomasaje utiliza un dispositivo de succión que rueda y se desliza a lo largo de las distintas áreas a tratar con la finalidad de masajear la piel activamente. Eso sí, además de su precio elevado, son necesarias diferentes sesiones a la hora de obtener resultados.

En este sentido, muchos expertos indican que lo más probable es que sus beneficios y efectos tiendan a desaparecer a menos que se realicen distintas sesiones a lo largo del tiempo.

Lipoescultura ultrasónica

Se trata de otra técnica que en los últimos años se ha vuelto muy popular en muchos centros de dermatológica y también en centros de estética especializados.

Consiste en un procedimiento a base de ultrasonidos en la que son apuntados directamente a las áreas donde se ha formado la celulitis, destruyendo la grasa localizada para reducir así algunos de sus síntomas más evidentes.

Lee también: Ventosas para eliminar la celulitis ¿Funcionan?

Criolipólisis

Nos encontramos de hecho ante otro de los tratamientos anticelulíticos más poulares y conocidos, dado que puede ser capaz de ayudar a disminuir la apariencia de la celulitis al actuar directamente en las células grasas situadas debajo de la piel, congelándolas.

Si bien es cierto que no es considerado un tratamiento anticelulítico invasivo, sí puede llevar varios meses a la hora de conseguor resultados, por lo que es conveniente que el tratamiento se repita cada cierto tiempo.

Carboxiterapia

Es un tratamiento que en los últimos años también se ha vuelto popular como procedimiento celulítico. Básicamente consiste en inyectar gas de dióxido de carbono directamente bajo la piel, minimizando con ello la apariencia de la celulitis.

Conoce: Remedios caseros para la celulitis

¿La celulitis se puede prevenir?

De acuerdo a los expertos, seguir un estilo de vida lo más activo posible y una dieta saludable pueden ayudar a minimizar la apariencia de la celulitis, aunque esto no significa necesariamente que pueda ser prevenida completamente.

En cualquier caso, sí coinciden en señalar que el mantenimiento de un peso corporal saludable puede ayudar a minimizar la gravedad de los hoyuelos, especialmente en determinadas áreas comunes del cuerpo, como los muslos, las nalgas y el abdomen.

En este sentido, se ha encontrado que los ejercicios de tonificación muscular para los muslos y el abdomen pueden ser útiles para moldear las áreas donde aparece la celulitis, con lo que se consigue que se vuelvan menos notorias.

Por otro lado, la pérdida de peso puede ayudar a prevenir o minimizar la aparición de la celulitis, siempre y cuando se combine con ejercicios de tonificación, puesto que la piel flácida, a menudo tan común después de una pérdida de peso significativa, puede acabar haciendo que la celulitis se vuelva mucho más notoria.

Por lo que seguir un estilo de vida saludable y activo puede convertirse en una de las mejores formas de eliminar la celulitis de las nalgas y los muslos, de manera sencilla y simple.

No te vayas sin leer: Vinagre de manzana para la celulitis