Seguro que has oído hablar del CBD, pero ¿sabes cuáles son sus propiedades y qué es lo que puede hacer por ti? La legalización del cannabis medicinal y recreativo ya es una realidad en varios países, y cada vez en más gracias a sus positivas cualidades respaldadas por la ciencia.

Por el momento, en nuestro país solo se comercializan productos con CBD, siempre y cuando el producto en cuestión sea destinado para su uso externo, y no contenga más de 03,% de THC.

Aún así, sus beneficios son reales, y pueden ayudar a paliar muchas enfermedades y afecciones. Si tienes curiosidad por saber cómo puede ayudarte el cannabidiol, sigue leyendo ¡esto te interesa!

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol es uno de los compuestos más abundantes de la planta Cannabis sativa, perteneciente a la familia de los cannabinoides.

Su fama se ha extendido principalmente por sus beneficios terapéuticos. Pero ¿cómo funciona exactamente éste compuesto?

El caso es que nuestro cuerpo posee un sistema endocannabinoide, un sistema regulador compuesto por una serie de moléculas naturales, tremendamente similares al cannabis.

Estos endocannabinoides funcionan como neurotransmisores, mensajeros químicos cuyo trabajo es el de transmitir señales de las células nerviosas a las conocidas como células diana, las cuales pueden estar en los músculos, glándulas y en otros nervios.

En este caso, los endocannabinoides envían mensajes por todo el cuerpo para ayudar al mantenimiento de la homeostasis, pudiendo reducir la ansiedad y el estrés, así como calmar el dolor y disminuir la inflamación.

No te pierdas: Cuál es el mejor aceite CBD del mercado

Todas las propiedades del CBD

Calmante y relajante

cbd calmante

Tanto la ansiedad como el estrés y la depresión son trastornos de salud mental muy comunes a día de hoy, que pueden tener efectos muy negativos en nuestra propia salud y en nuestro bienestar diario.

Generalmente, se tratan con fármacos o medicamentos; el problema es que muchos de ellos pueden ocasionar efectos secundarios, e incluso pueden llegar a ser tremendamente adictivos.

Por eso, podría ser un tratamiento natural muy interesante para mejorar la ansiedad, es estrés y la depresión gracias a sus propiedades calmantes y relajantes.

De acuerdo a los expertos, el cannabidiol actúa directamente sobre los receptores cerebrales de la serotonina, un conocido neurotransmisor capaz de regular el estado de ánimo así como el propio comportamiento social de las personas.

Y hay varios estudios que lo corroboran. En uno de ellos se demostró que es una opción de tratamiento segura para el insomnio y la ansiedad entre los niños, especialmente en aquellos con trastorno de estrés postraumático.

En otro resultó muy útil y efectivo a la hora de reducir de forma significativa la ansiedad durante una simulación de hablar en público; y otro realizado en animales encontró que podría ser de utilidad en el tratamiento de la depresión, al mostrar unos efectos similares a los antidepresivos.

Lee también: Aceite CBD para dormir ¿Funciona?

Analgésico

Al interactuar con nuestro sistema endocannabinoide, consigue influir en la regulación de varias funciones, entre las que se encuentra la del dolor.

De esta manera, hay ciertos estudios que afirman que podría ayudar a reducir el dolor crónico en determinadas patologías y afecciones.

Por ejemplo, las inyecciones de cannabidiol en ratas ayudó a reducir la respuesta al dolor en caso de llevarse a cabo una incisión quirúrgica, mientras que un tratamiento por vía oral con cannabidiol es capaz de reducir el dolor del nervio ciático.

Una combinación de THC con CBD es eficaz para el tratamiento del dolor asociado con la esclerosis múltiple.

Y también puede mejorar significativamente el dolor en reposo, durante el movimiento e incluso la calidad del sueño en pacientes con artritis reumatoide.

Otro dolor para el que el cannabidiol sería verdaderamente efectivo, es el dolor de cabeza comúnmente asociado a una migraña.

Te gustará: Nordic Oil: opinión y mejores productos

Anticancerígeno

cbd cancer

Existen algunos estudios científicos que respaldan los beneficios del CBD frente al cáncer, al disminuir el crecimiento de los tumores de próstata y pulmón, así como ocasionar la muerte de las células cancerosas de cerebro, pulmón y colon, y disminuir la propagación o metástasis en el caso del cáncer de mama.

No obstante, la mayoría de las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento consisten en estudios realizados en animales e in vitro.

De acuerdo a los resultados obtenidos por otros estudios, el cannabidiol también podría ayudar a reducir los síntomas relacionados con el cáncer, así como los efectos secundarios asociados a su tratamiento, como el dolor, las náuseas y los vómitos derivados de la quimioterapia.

Este estudio analizó los efectos del THC y el CBD en pacientes con dolor asociado al cáncer, quienes no habían experimentado ningún tipo de alivio con los analgésicos.

Los pacientes tratados con un extracto que contenía tetrahidrocannabidiol y cannabidiol experimentaron una redución significativa del dolor, especialmente en comparación con aquellos que únicamente recibieron un extracto a base de THC.

Los resultados fueron similares a los obtenidos en otro estudio, que encontró que ayuda a reducir las náuseas y vómitos causados por la quimioterapia, dos de los efectos secundarios más comunes.

Aún cuando todos estos resultados son prometedores, todavía son necesarios ensayos clínicos más extensos, sobre todo en humanos, para comprender mejor de qué manera el cannabidiol podría ser eficaz en el tratamiento del cáncer.

No te vayas sin haber leído: Harmony CBD: opinión y mejores productos

Neuroprotector

Al tener la capacidad de actuar sobre el sistema endocannabinoide y otros sistemas de señalización cerebral, podría proporcionar beneficios a pacientes con trastornos neurológicos.

Hasta el momento, uno de los usos más estudiados del cannabidiol es en el tratamiento de la esclerosis múltiple y la epilepsia.

No obstante, son relativamente nuevos y se requiere una mayor investigación al respecto, aunque los resultados son bastante interesantes.

El aerosol oral con extracto de cannabidiol es una opción segura y eficaz para reducir la espasticidad muscular –los músculos se contraen, se vuelven rígidos o tienen espasmo- hasta en un 75% de los pacientes con esclerosis múltiple.

En el caso de la epilepsia, un estudio encontró que una dosis de entre 0,9 a 2,3 g de aceite de CBD por cada 2-5 g / kg de peso corporal, fue capaz de ayudar a controlar y reducir las convulsiones entre un 35 a un 36%.

Pero sus cualidades neuroprotectoras no quedarían ahí. Otras investigaciones han encontrado que mejora tanto el sueño como la calidad de vida en pacientes con Parkinson.

Además, también sería útil en el tratamiento del Alzheimer, pues podría ser capaz de disminuir tanto la inflamación como prevenir el deterioro cognitivo.

Cardioprotector

Diferentes investigaciones han relacionado el extracto de cannabidiol con distintos beneficios para la salud del corazón y para el propio sistema circulatorio, lo que incluye disminuir la presión arterial.

Así lo demostró una investigación en la que nueve pacientes recibieron una dosis de 600 mg de aceite de CBD, descubriendo que esta dosis disminuía la presión arterial, en comparación con el placebo.

Otros estudios también han mostrado que el CBD podría ser de bastante ayuda para reducir la inflamación y la muerte celular en enfermedades cardíacas, debido a sus cualidades a la hora de reducir el estrés y a sus virtudes antioxidantes.

Descubre más: CBD para vapear: mejores productos

Antiinflamatorio

Los estudios son claros: el CBD es muy interesante a la hora de combatir la inflamación, lo que podría ayudar a aliviar muchas enfermedades y condiciones inflamatorias, como la fatiga crónica, o la artrosis.

Se ha demostrado que este compuesto mejora y mantiene la homeostasis -que mantiene un equilibrio adecuado las funciones básicas del organismo-, algo que tiende a estar desequilibrado con el síndrome de fatiga crónica.

Y un estudio en ratas concluyó que el cannabidiol había sido capaz de disminuir la inflamación presente en las articulaciones, además de actuar como un protector de los nervios.

Aplicado de forma tópica, ayuda a reducir el dolor y la inflamación comúnmente asociados con la artritis y la fibromialgia.

Y por supuesto, también ayuda a reducir el acné, tanto por su acción antiinflamatoria, como por su capacidad para disminuir la excesiva producción de sebo.

Beneficios del aceite de CBD

Contraindicaciones del CBD

Se continúa investigando la seguridad del CBD. No obstante, por ahora no se han encontrado problemas relacionados con dosis moderadas.

En cualquier caso, sí se han asociado distintos efectos secundarios, como: náuseas, fatiga e irritabilidad. Aunque éstos son muy raros.

Los expertos aconsejan que debe ser evitado durante el embarazo y la lactancia, y si estás tomando anticoagulantes, corticosteroides, determinados antidepresivos, naptroxeno, tofacitinib, tramadol y celecoxib.

También se ha encontrado que el CBD podría aumentar los niveles de otros medicamentos en la sangre, por lo que cualquier persona que siga un tratamiento médico, no debería tomar CBD sin antes consultar con el médico.

Lee también: Dónde comprar cogollos de CBD

¿Cómo utilizarlo?

La mejor forma de introducirlo en nuestro cuerpo -de forma legal- es a través del aceite de CBD, uno de los productos que mayor popularidad ha conseguido en los últimos años.

Este producto contiene básicamente CBD mezclado con un aceite portador inerte, y trazas de THC. Dependiendo de su concentración en cannabidiol tendrá más o menos efectos. Y por el momento, funciona muy bien.

Así que si quieres beneficiarte de todas las propiedades del CBD, está claro, el aceite es la opción más conveniente.