Default

Consejos para calmar el picor en la piel atópica

Remedios para la piel atopica

Conocer remedios para pieles atópicas es la mejor forma de seguir un tratamiento eficaz para evitar que esta enfermedad cause un trastorno notable en el día a día. Este problema de la piel, que se manifiesta en las personas desde la infancia, pero que puede aparecer a cualquier edad, puede ser algo especialmente molesto.

Y es que, además de la sequedad excesiva y la incomodidad al usar determinados tejidos, uno de los rasgos que más caracteriza a las personas con pieles atópicas es el tener que soportar unos picores bastante fuertes en diferentes partes del cuerpo. Pueden ser algo especialmente molesto, sobre todo en los casos de piel atópica en bebés. Por eso, conviene saber cómo proceder para evitar que la molestia vaya a más.

Vamos a centrarnos en eso aquí, repasando los mejores métodos para calmar los picores causados por la piel atópica. Presta atención a continuación, porque te serán de gran utilidad en el caso de padecer esta enfermedad, o de tener a alguien cercano que la padezca.

Cómo calmar el picor en pieles atópicas

Partiendo de la necesidad de cambiar la dieta para aumentar la presencia de los alimentos adecuados para la piel atópica, aquí te vamos a dar varios consejos muy importantes. Toma nota, porque esto te ayudará a mitigar los picores de las pieles atópicas hasta el punto de hacer que desaparezcan por completo, o casi.

Cremas sin aditivos

El uso de cremas siempre es algo que ayuda a combatir los problemas de las pieles atópicas, pero es importante escoger las adecuadas. Lo mejor que puedes hacer es aplicar una crema sin perfumes ni alcohol, una con el mayor número posible de componentes naturales, aunque aquí puedes ver directamente cuál es la mejor crema para pieles atópicas.

También es posible usar directamente una crema hidratante natural, mitiga y suaviza a la vez que calma las molestias.

Baños templados

Más que baño, lo aconsejable es darse una ducha con agua templada. En caso de picor excesivo, es recomendable darse un chapuzón breve con agua que no esté demasiado caliente, basta con unos 10-15 minutos y con un gel que sea hipoalergénico.

Asimismo, al acabar, es buena idea aplicar crema hidratante en las zonas con más picor. Debe hacerse inmediatamente después del secado.

Ropa de algodón

Para evitar incomodidades, es mejor que dejes a un lado la ropa hecha de fibras sintéticas y apuestes más por propuestas que sean algo más naturales. Ten en cuenta que el tejido va a estar en contacto directo con la piel, y que para eso lo mejor es la ropa de algodón.

Este tejido es mucho más amigable con las pieles delicadas, y eso hace que sea el más recomendable para evitar cualquier picor en exceso. De hecho, otro consejo adicional es recortar las etiquetas siempre, así evitarás que puedan causar también picores.

Procura mantener una temperatura agradable

El calor o el frío en exceso propician sequedad y hacen que aparezcan los picores, de hecho, los cambios de temperatura bruscos también hacen que surja este problema. Lo mejor en caso de picores, o para prevenirlos, es que procures mantener una temperatura ambiente de entre 20 y 25 grados. Por encima o por debajo de eso ya pueden surgir problemas.

La sudoración, sin ir más lejos, también lleva a los picores y a una mayor irritación de la piel. Por eso hay que mantenerse alejado de las altas temperaturas, pero también de las más bajas.

Por supuesto, en caso de que los picores sean muy agudos o muy frecuentes, lo que debes hacer es acudir directamente a un profesional para que analice a fondo tu caso y te plantee las mejores soluciones. Los médicos pueden brindar tratamientos que ayuden a reducir considerablemente estos problemas, además de proponer recomendaciones adicionales para que la piel atópica sea algo cada vez menos problemático.

Tener una piel con este problema es algo que requiere andarse con cuidado y prestar mucha atención al entorno, como también a uno mismo. La contaminación, la humedad y otros agentes influyen; pero el estrés y la falta de sueño también. Es importante cuidarse a uno mismo para conseguir vivir una vida normal y con una piel más sana. Para evitar estos molestos picores.